lunes, 7 de octubre de 2013

MANUEL SCORZA





LA LÁMPARA


Como la lámpara olvidada
arde invisible en el día,
así mi corazón se ha consumido

sin que tú lo vieras.

Mas ya pasaron para ti las mieses,
y tardos los años,
yo sé que ahora
tus ojos buscan
las huellas bermejas de mi pasión.

Es tarde:
mi corazón calcinado
apenas soporta sus cenizas,
y aunque estás cercana,
y quiero llamarte
mudas están las hogueras
donde antaño ardieron
airadas voces tiernas.

Mi tristeza ya no puede
ni con el peso del rocío.

Es tarde:
la vida se nos gasta en actos vanos

Es tarde:
detrás de mis ojos ya no hay nadie.


MS, poeta y novelista nacido en Lima en 1928 y fallecido en un
accidente aéreo en 1983.