martes, 22 de octubre de 2013

FRANCISCO HERNÁNDEZ





Ahora, rojo es el lenguaje...

Ahora, rojo es el lenguaje,
rojo como mi lengua cuando pasa
sobre la flor labiodental del flamboyán.
Ahora, tu cara es roja,
roja como cuando se enfrenta
a la rubicundez arrugada de mi cara.
Ahora, más que nunca,
rojo antojo de tus grandes ojos.

(Sobre una llave de agua, canta un gallo
blanco a punto de enrojecer.)



Desnuda eres como una calle...

Desnuda eres como una calle
subes, te abres, serpeas, te angostas,
doblas, sigues mis pasos y desembocas.



El amor, rodeado casi siempre por un antojo...

El amor, rodeado casi siempre por un antojo
de olvido, avanza resuelto hacia las trampas
creadas para cazar osos con piel de leopardo
y serpientes con plumaje de cóndor.

Y el amor sobrevive a las heridas y ruge,
voladora, la envidia de los venenosos.


FH(San Andrés Tuxtla, Veracruz, en 1946). Poeta. Su poesía es muy
versátil y maneja con igual vigor los temas sensuales, el humor negro
y la añoranza. «Gritar es cosa de mudos» en 1974, «Portarretratos» en
1976, «Textos criminales» en 1980, «Mar de fondo» en 1982, «Oscura
coincidencia» en 1986, «El ala del tigre» en 1991 y «Antojo de Trampa»
-selección de su obra- en 1999.