lunes, 23 de septiembre de 2013

DANIEL MARTUCCI


Martucci con Mario Trejo
















ESPEJIMENES

alado fango que muebe
en las trofas
lustrada síncopa
flantastica elusión en pedrería
crispa la verdeante la chíllida de pumas
lame de napalm y nicotina
tus niñas órfanas tu crosta tu buqué
muerde pequeñheces
para su testura esquíboca
a pálidos ojazos
ya no te suave símbolo
el ecquinopio ausente
que opticos dragones
tituban en mostrar
no te me míres muerta
inmensa merma
atiza
los estrellados limbos
el pístilo de tu pupila morfa
cránida y maquínica
al raje de su violento atrás
ya no te savo cansina ni te silva
este podrido corazón
ya no acantar el fárrago de luz
azur te múerdago
final tirado a la marchand
rompitud de minas y meollos
de cabo a rabo del eterno pluf




SONETE

todo nos ciega nos empequeñece
la motoneta o toco rojo
al parecer la kryptoníta verde
la poca paga la paja el piojo

sólo amor a muerte enciende sus colores
sus trazos y trizas despabila
ese verdor al desnudar afila
la hoja que cortára su espesura
si no hubiere en vivir esa verdura
esos flashes de tinta adrenalina
comeríamos melanco y amargura
si no hubiere en bibir esa gambeta
que de canto se cuela en la fizura
nos sería esta vida re berreta




HARTÓ

¿terminó mal
antonín artaud?
¿o está bien muerto en su ataúd de pus ardida
harto de hipócrates
y otras injurias de la ley?
: antaud desfigura edipos
triturados con su morisqueta de afear
se iba o fue por tragar brujas kabuki
cucos mexicanos burbujeantes como moscas
escandilado
desparrama sus perlas de mierdra
sobre los secos institutos
¿qué hacés antrod? ¿no te dejabas agregar?
: en el esfuerzo estreya
brota de ojal u ojete un antodyn artod
flamante de sí mismo que
deja su cáscara o cascárria
flotar en las viejas cloacas del paris
“¿cómo se entiende?” preguntaron miliviles
-deshago imperfetos embocados esquizitos
arruino
los antojadizos antifaces
tram truc antrin antrok
eso no te podían permitir
ni te permitían poder artodyn
: indujeron la falta hasta por las cucas arteriales
te cayeron
caíste de la curda realidad
a esta famélica ficción
en que muerto estás en tu artaúd
¿o seguís produciéndote en la fricción
destos trozos de tramoya
partís flujos
como si fueran cuerpos de crujir
deseantes de vos
antonito?
eso no se sabe
estamos como monos que hacen grazia
: quizás vendrïan nuevas especies trans umanas
a empalmar los siete sexos
que se abren
a tu nabe de agujeros
por ahora solo
nos queda desarmar
la vida muerta
despeyejar
el animal humano
y el artilujio
de enterrarlo
en la garganta gigante de la lengua.