domingo, 8 de septiembre de 2013

ABD AL WAHHAB AL BAYATI


 


MORIR EN LA POESÍA

Caminamos hacia el mar despidiéndonos del sol
que se sumergía en una ola. Ella me dijo:
La poesía está prohibida, como el vino,
pero yo en la poesía muero.
¿Quién es Lara, Aisha
o este horizonte cerrado?
Le respondí: Ella es el amor perdido y el tiempo ausente,
y si quieres más,
ven, sumerjámonos en el mar.

                             Traducido del árabe por María Luisa Prieto

          (De El jardín de Aisha, 1989)



Bagdad
  
Dure cuanto dure el diálogo a distancia,
Bagdad seguirá siendo
sol ardiente
fuente que se renueva
fuego eterno.
Las cósmicas visiones
de un poeta, en su infancia.



                        De Amor más grande que yo mismo. Selección, traducción,
                        prólogo y notas por Pedro Martínez Montávez, Asociación
                        de Amistad Hispano-Árabe, Madrid 1985)