domingo, 25 de agosto de 2013

LUIS GRUSS


  


CIEN VECES NO DEBO

No debo llamar al gato desaparecido. Debo aprender a estar solo. Cien veces no debo hacer lo que me duele. Siguen tirados los trapos meados en la terraza. No debo mantener en pie los árboles caídos. La casa es buena fosa donde dormir. No debo innovar. Los gestos son los mismos aunque la tierra se llene de cohetes que llevan a otros mundos. No debo llamarlo, oh pequeño ser, no debo llamarte. Ya no.



MEDIA VERDAD

Media verdad. Como una media rota en la base. Media verdad es todo lo que puede decirse. Y a veces ni eso. La mitad de la mitad. Menos aún. Media verdad como comer a medias. El mensaje contiene una media mentira que podría ser también media certeza escondida. Menos aún. La mitad de la mitad. Hay una verdad a medias que se cuela por los agujeros y revela una parte del conjunto. Es el bretel de un corpiño vacío. Una siesta. Un ataque de desesperación. Media palabra para no decirla ni mostrarla entera. Como pasa a veces en la litera de ramas que da paso al puente donde espera un beso la bella durmiente del bosque. Ella también miente. Pero es un hecho que está esperando algo húmedo que por fin la sacuda del largo letargo. Cae la noche en el bosque. Media noche. Media verdad.



LG, docente y escritor. Ha publicado libros de narrativa, ensayo y
prosa poética. Es autor de Malos poetas y La carne, editados por 
Atril en 1998 y 2004, respectivamente. En 2003 recibió el premio 
de Argentores por su obra dramática Oscura Clarice. Su libro Lo 
Inalcanzable(Capital Intelectual, 2008) fue finalista en el concurso 
de ensayos convocado por el diario La Nación. En 2010 publicó El 
silencio.


                        escrito-en-el-cuerpo-de-luis-gruss


                                       INTERVIEW