jueves, 8 de agosto de 2013

JAIME VÁNDOR




Autorretrato Yacente

Tengo que llevar mis huesos al taller de
recambios que está por inventar.
Así estoy bien, echado
y sin que
los portadores protesten de su carga.
Los ojos abiertos por un dulce insomnio
medito sobre el hoy y el mañana.
Nada que ver, nada que oír,
gafas y audífono
duermen dóciles junto al despertador.
Me disgustaban dos pliegues convexos
prolongando los bordes de la corbata
en mi cuello, liso
no hace tanto.
También eso pasó: determiné ignorarlos.
Los cabellos volaron, queda un páramo.
Sólo los ojos brillan todavía esperanzados.
Como dos astros gemelos que
parpadean
en la bruma de la noche cansada.

                          (De "Cosas que no entiendo" )



JV(Viena, 1933). Refugiado en Budapest en 1939, pasa las
vicisitudes de las persecuciones de los judíos y de la II Guerra
Mundial en Hungría. Estudió en Barcelonaenseñó en su
Universidad. Publico en poesía: "Algo largamente inesperado"
 (1999) y "Los flancos desprotegidos" (Seuba, Barcelona, 2002),
 "Nunca Korczak llegó a Jerusalén" (El Toro de Barro, Cuenca,
2002) y "Cosas que no entiendo" (Libros Certeza,  Zaragoza, 2005).