domingo, 11 de agosto de 2013

DORIAN HAARHOFF




EL HIDROMÁNTICO

encontré a un viejo caminando
a través de la tierra de seco pellejo.
seguía el olor del agua con
una vara horquillada en su mano.

sus ojos relumbraban como las estrellas de Namibia
de gris había envejecido su cabeza.
las líneas de su rostro habían resistido
secas como el lecho de un reservorio para agua.

me puse a caminar a su lado
caminamos bajo el sol.
formulé las preguntas que tú haces
en una tierra donde cae lluvia fina.

¿puede usted decir dónde yace el agua
debajo de estas piedras y rocas?
¿puede ayudarnos a encontrarle curso
en una tierra de desierto hueso?

su ojo adquirió una expresión preocupada.
luego irrumpió en una sonrisa.
y mientras daba su respuesta
goteaba saliva de su mentón.

el hidrólogo ausculta la tierra
con sus electrodos magnéticos
pero yo soy el adivino que sostengo una vara
yo sigo donde ella va.

todo el día camino la tierra desierta
hasta que el sol se oculta al occidente
desde orientales cielos de seco nacimiento rojo
para que yo pueda descargar esta sed a que descanse.

luego este viejo comenzó a desvanecerse
como un espejismo a lo largo de mi camino.
mientras yo le gritaba a su sombra
que hechizaba al día agonizante.

Golpea como Moisés, la roca del agua
Para que podamos ver crecer a nuestros hijos.
convoca humedad desde la tierra
Adivino, ubica su oculto flujo.

                                    Trad. de Rafael Patiño Góez


Dorian Haarhoff (Namibia, 1944). Poeta y narrador. Obras:
Bordering, incluye una historia poética de su país; School songs
es uno de sus libros líricos. Sus libros para niños incluyen: Desert
December, 1994; y Guano Girl and a children’s play, Alice in
Welwitschialand.