jueves, 6 de junio de 2013

MIGUEL ÁNGEL ZAPATA




La colina 

1

Escribo en la colina más azul del universo: el viento aúlla y guía
mi mano por estos montes que son mi peña y mi nube, el límite
del juego. Todo se mueve con mi gesto, y las piedras son rosas en
las tumbas. Las nubes en el cielo son una presencia en el vacío,
un antiguo jardín, el fulgor del fuego llameando en el espacio.


2

En las hojas se vislumbra la claridad del cielo, la claridad de la nada.
Ahora escucho el coro de las piedras que me dicen algo de los canales
secretos de las rosas. El cielo se alitera con la piedra, y yo espero
alguna señal para escribir sobre su lomo pulido por los siglos
alguna flama que me lleve al centro mismo del crisantemo.

Por eso, escribo en la colina, para estar cerca.


                                             de Escribir bajo el polvo. Lima. 2000.