martes, 26 de marzo de 2013

FABIÁN O. IRIARTE


 


El girasol


debate sobre el género epistolar


marco aurelio, circa 139 annus domini: "querido fronto: si un poco
de sueño te vuelve / si una noche de invierno / si después / de tantas
noches en vigilia de las que has estado quejándote, te ruego, te ruego"

pronta respuesta de fronto: "¿que te escriba? / adiós"
enunciador elíptico y retórica de la amorosa pregunta / no se hace esperar:
"que me escribas / desde allí / desde tu soledad / hacia mi
tristeza / aliento de mi vida / ¿debería acaso arder?"

a lo que el objeto referente replica: "¿de amor? ¿por ti?" / observar
pronombres enclíticos y deícticos de difícil ubicación por su significación
ocasional.



hablemos ahora de hombres ilustres

a un efebo sin nombre del siglo
tercero de nuestra era: "aroma de olivos silvestres
para el atleta / tiara bien ornada para un rey / yelmo
para el mejor soldado / pero las rosas para ti" / firmado filóstrato.

conocemos un fragmento de la respuesta
del joven: "si es salvaje y cruel, es fuego."

  
estética del mundo antiguo


marco aurelio (declamando): -te cito: "tirándose rosas como lluvia"
fronto (a punto de desmayarse): -"a rose is a rose is a rose is."
marco aurelio (escondiéndose tras de una pesada cortina): -rosas no, rosas no.
se escribía seguido sin separaciones sin mayúsculas no usaban exclamaciones
ni gansefüsschen ni la curva elegante de la interrogación no había códices ni
encanto sólo retórica y néctar no hubo intercambio de cartas con el
inframundo cada uno animula vagula eran huéspedes y compañeros del
cuerpo y entonces cómo comunicarse


con sutiles artimañas


-es muy probable que hayas escuchado de tu madre, o de quienes 
te criaron,
que entre las flores hay una
-una

-¿que ciertamente está enamorada del sol?
-ciertamente

-¿y que sufre el sino de quienes aman?
-sufre el sino

-cual eco repites mis palabras
-vocativo soy

-la flor se yergue cuando el sol se levanta, sigue sus movimientos al par 
que completa su curso
-¿y cuando se acerca al poniente?

-no lo sé, ya lo sé: heliotropa se dobla hacia abajo
-acaso desees

-¿ver esa flor?
-también

-su docilidad, su suave esclavitud
-es parte del encanto de esa idiota

-te la mostraré si vamos a dar un paseo
-fuera de la ciudad hasta el río illisus


Fabián Iriartesutiles artimañas (Mar del Plata, dársena3colección 
“El pez de plata”, septiembre de 2005)


Textos extraídos de darsena3.blogspot.com.ar