sábado, 16 de febrero de 2013

HWANG JI-WOO





FLORES DE CEREZO BAJO LA LAMPARA DE VAPOR DE MERCURIO

Florecían los cerezos
en la cuesta del parque de Sachík
y esto me daba tanto dolor
que me quedé locamente embriagado
por no poder aguantarlo más.
Las flores brotaron del más allá
para pasear por aquí bajo la lámpara de vapor de mercurio
para pecar, porque pecar bajo la lámpara es lo más hermoso
que hay en el mundo
por ejemplo, para besar a quien quiera
o romper la botella de aguardiente para marcar la memoria
de esta noche primaveral tan hermosa

Era algo así como aquel sentimiento de culpabilidad
de que te morías
después de tu primera experiencia de masturbación
en tu adolescencia
Y cuando caían todas las flores de una forma horrenda
como aquellas gotas de pecado que caían encima del excremento
yo ya sabía
que un día acabaría así mi vida

Ahora estoy añorando aquel pecado irrecuperable
esa luz criminal
que me dice por fin que la deje
Quisiera felicitarla, es lo único que quiero
este amor tardío
que despido hoy
y miro arriba como si fuera por primera vez
la lámpara de mercurio entre las flores de cerezo
que ha iluminado más esplendorosa esta vida mía.

                                                      Trad. Yong-Tae Min


Hwang Ji-woo. Poeta coreano, nació en 1952 en la ciudad de Haenam.