sábado, 23 de febrero de 2013

GUSTAVO GOTTFRIED



























las hijas de Lot

las hijas de Lot dijeron
ya no quedan hombres
y durmieron con su padre
era lo que siempre habían querido
la destrucción de Sodoma
fue la excusa perfecta


pedernal

un niño es librado a la extensión
por los dioses que
en un silencio colonial
escriben la historia
con un rastrojero bajo el sol
del mediodía


una piedra a orillas del río

el agua percibe su presencia muda
ella se deja abrigar
por esa manta y sueña

a veces con el mar
pero está sola
en la pampa que esmerila
las patas de los caballos

mañana quizás
alguno se arrime para beber
y hunda la piedra
bajo su peso firme

mientras tanto el agua
se pliega en círculos alrededor



(De Un Rastrojero bajo el sol, Huesos de Jibia, 2007)