sábado, 22 de septiembre de 2012

DOLORES ETCHECOPAR


Dolores Etchecopar - fotos en el jardín del Museo Larreta


REDENCIÓN 

una mesa
el ruido de un tren al irse de una ciudad

una mano
no sabe cómo se entra
pero abre tus lágrimas
y vuelve con tu rostro a la tierra.-


MADRE

Mi madre es suave como un campo de maíz
pero a veces se oscurece
entonces me siento sobre una piedra
para que me trague el sol.-


EL SACRIFICIO

ella murió
pero pudieron salvar
al primer resplandor del océano
que se abría en el iris de sus ojos.-


DESTINO

La verdad ha sido sacudida una y otra vez
en las talas del universo
ahora mi vida custodiada
por el traslado de los cerdos y los cánticos
empuja la música del sol
ahora  la muerte es el velo
que esgarran las corpulentas aguas del amor.-

  
EPÍLOGO I

suenan miles de teléfonos. Atiendes.
Del otro lado es siempre ella:
su delicada y funesta isla de pétalos.-
                             

VICENTE HUIDOBRO






File:Triangulo armonico.svg

Triángulo armónico, primer caligrama de Vicente Huidobro.



Poema visual o caligramático de Vicente Huidobro

Poema visual o caligramático de Vicente Huidobro



             ..........................................






                   .............................................



ALEJANDRA PIZARNIK




DEL SILENCIO

I

Esta muñeca vestida de azul es mi emisaria en el mundo.
Sus ojos son de huérfana cuando llueve en un jardín donde 
un pájaro lila devora lilas y un pájaro rosa devora rosas.

Tengo miedo del lobo gris que se disimula en la lluvia.

Lo que se ve, lo que se va, es indecible.
Las palabras cierran todas las puertas.

Recuerdo el tiempo sobre los álamos queridos.
El arcaísmo de mi drama determinó, en mi criatura compartida, 
una cámara letal.
Yo era lo imposible y también el desgarramiento por lo imposible.

Oh el color infernal de mis pasiones.
Sin embargo, quedé cautiva de la antigua ternura.


II

No hay quien pinte con colores verdes.
Todo es anaranjado.
Si soy algo soy violencia.
Los colores rayan el silencio y crean animales deteriorados. 
Luego alguien intentará escribir un poema. 
Y será mediante las formas, los colores, el desamor, la lucidez 
(no continúo porque no quiero asustar a los niños)


III

El poema es espacio y hiere.
No soy como mi muñeca, que sólo se nutre de leche de pájaro.



WALT WITHMAN




no te detengas           

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".

No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...


                                             Versión de Leandro Wolfson



Walt Whitman (West Hills, condado de Suffolk, Nueva York,
1819 – Camden, Nueva Jersey, 1892) fue un poeta, ensayista,
periodista y humanista estadounidense. Su trabajo fue muy
controvertido en su tiempo, particularmente por su libro Hojas
de hierba, descrito como obsceno por su abierta sexualidad.
Considerado como el padre de la moderna poesía estadouni
dense, su influencia ha sido amplia también fuera de ese país

LEONARD COHEN





Bienvenida a estas líneas.
Hay una guerra en marcha
pero trataré de que te encuentres a gusto.
No sigas mi conversación
es sólo nerviosismo.
No hice el amor contigo
cuando éramos estudiantes del Este.
Desde luego que la casa está cambiada,
el pueblo será ocupado dentro de poco.
He retirado todo aquello
que pudiera servir al enemigo.
Estamos solos
hasta que cambien los tiempos
y todos aquellos que han sido traicionados
regresen, como peregrinos, a este momento,
en que nos negamos a darnos por vencidos
y a llamar poesía a la oscuridad.


16

Ya no estoy en mi mejor momento para practicar
el oficio de los versos.
Se me da mucho mejor
estar en el cuarto ropero con Sara.
Pero incluso en este mundo alternativo
tampoco estoy ya en mi mejor momento.
Necesito
la compasión de mi propia atención.
Quién podría haber imaginado
que el corazón envejece
del contacto con otros.


20

Siempre intento mantenerme en contacto esté donde esté.
No digo que te amo.
No digo que lo haya solucionado.
El sol entra por el tragaluz.
Mi trabajo me llama
dulce, como el sonido del arroyo
que pasa junto a mi cabaña de Tennessee.
Escucho sentado en mi mesa
y estoy casi dispuesto a perdonar
a los que intentaron aplastarnos
con sus magníficos sistemas.
Tu belleza está en todas partes,
la que destilamos juntos
de los tiempos difíciles.

Nunca sentirás que te dirijo.
Huyo para siempre de tu homenaje.
No tengo ninguna intención de encadenarte.
No tengo nada pensado para ti.
No tengo oraciones en las que incluirte.
Vivo para ti, sin pensar en lo que mereces
o en lo que no mereces.


21

Tus ojos son muy poderosos.
Intentan tullirme.
Pones toda tu fuerza en tus ojos
porque no sabes lo que hay que hacer
para ser un héroe.

Te has confundido de ideal.
No eres un héroe,
sino un tirano
lo que aspiras a ser.
Es por eso por lo que la debilidad
es tu cualidad más atractiva.

No tengo planes para ti.
Tus peligrosos ojos negros
se clavan en la chica más cercana
o en el espejo más próximo
mientras vas esperanzado
de profesión en profesión.


39

Se sentó al piano
la más bella pianista del mundo,
vestida con una bata de fotógrafo.
Yo estaba hojeando las páginas amarillas
de mi viejo corazón de esclavo
en busca de algo mejor que la gratitud.
Cuando sobre la parte mucosa ella colocó
el más pequeño y majestuoso barco de vela
que jamás haya devuelto el mar.
Diciendo: a veces estoy contigo.
A veces tengo que ir donde
el hombre es un extraño a su dolor.


Leonard Cohen, La energía de los esclavos
Madrid. Visor, 1988

WALLACE STEVENS





De la simple existencia
 
La palmera al extremo de la mente,
se eleva más allá del pensamiento
en la extensión de bronce.

Un pájaro de plumas doradas
canta allí una canción extranjera,
no destinada al hombre sin sentimiento humano.

Entonces tu comprendes que no es esa la razón
que nos hace felices o infelices.
Canta el pájaro. Sus plumas resplandecen.


La palmera está al borde del espacio.
En las ramas se mueve el viento lentamente,
el plumaje del pájaro pende llameante.



 XI

En las piedras la hiedra, lentamente,
Se convierte en las piedras. La mujeres

En ciudades, los niños en los campos
Y oleadas de hombres se convierten en mar.

Es el acorde falsificador.
Revierte el mar después sobre los hombres,

Los campos se apoderan de los niños, ladrillo
Es maleza y las moscas están presas,

Mustias, sin alas, más con vida aún.
La disonancia, simplemente, aumenta.

En lo oscuro del vientre del tiempo, más profundo,
Crece el tiempo desde la roca.



El vaso de agua

Que el vaso en el calor se fundiría
Y que el agua en el frío se volvería hielo,
Demuestran que este objeto es tan sólo un estado,
Uno de muchos, entre dos polos.
También lo metafísico posee esos dos polos.
El vaso está en el centro. La luz
Es un león que ha bajado a beber. Allí,
Y en ese estado, el vaso es una charca.
Tiene rojos las garras y los ojos
Cuando la luz desciende a humedecer su quijada espumosa.
Y en el agua se mueve la cizaña arrancada.
Y allí y en otro estado –los reflejos,
La metaphysica, la zona plástica de los poemas,
Estallan en la mente. Pero, gordo Jocundo,
Que no te inquieta el vaso sino el centro.
En el centro de nuestras vidas, este tiempo y día,
Es un estado, primavera entre políticos
Que juegan a las cartas. En un pueblo de indígenas
Uno quisiera descansar. Entre perros y estiércol

Seguiría luchando con las propias ideas.

BLAS MATAMORO


Blas Matamoro. Foto Copyright © Marta Menoyo


¿Es traducible la poesía?

 
Walter Benjamin sostiene que cuando se traduce un poema, pierde, precisamente, lo que tiene de poético. Le asiste razón: la poesía se basa en las combinaciones fonéticas, prosódicas y de sintaxis rítmica inherentes a cierta lengua y no pertinentes en otras. El alemán abunda en palabras compuestas que no tiene el español. El chino y el inglés son ricos en monosílabos que escasean en italiano o en francés. Sin embargo, los poetas españoles del Renacimiento importaron el endecasílabo de Italia y algunos románticos alemanes, como Heine, imitaron el octosílabo español, típico de nuestra lengua, para sus romanceros. Los simbolistas franceses se alimentaron del Poe que tradujeron Baudelaire y Mallarmé.

Esta pérdida de lo poético en la traducción ha llevado a algunos a pensar que es imposible traducir la poesía. Si por traducir se entiende el hallazgo de efectos idénticos, es claro que no. La eufonía de una lengua eslava no coincide con la de una lengua latina. Ni siquiera en materia de significados una lengua equivale a otra.

Octavio Paz, a partir de esta impertinencia entre lenguas, justamente, concluye lo contrario: porque un poema pierde su poeticidad al cambiar de lengua, convirtiéndose en otro poema, por eso es posible la traducción poética, porque reclama del traductor una nueva invención, un acto creativo. No falta quien como Paul Valéry, seguido por Borges, alabe al traductor porque tiene la oportunidad de una corrección añadida al original, que no tuvo el autor del mismo.

Goethe imaginó una lengua universal, para siempre perdida, que reaparece, a hurtadillas, en los poemas que escriben los distintos pueblos. Esa es la base de su idea fuerte: hay una literatura del mundo, una Weltliteratur, que nos permite percibir la belleza inasible de un poema persa o francés, como los que el mismo Goethe tradujo al alemán, aunque no sepamos una letra de persa o de francés. A lo anterior conviene añadir que las traducciones, como todas las obras humanas, tienen historia. 

De tal modo, a lo largo de los años y aun de los siglos, un mismo texto puede ser reescrito en una misma lengua varias veces con resultados disímiles. Unamuno prefería leer el Quijote en inglés. Lo que perdía en barroquismo cervantino lo ganaba en concisión unamuniana. Personalmente, hay quienes preferimos pensar en García Lorca vertido al noruego, sobre todo porque ignoramos la lengua noruega. Dicho esto, invoquemos a los lectores noruegos de esta página, que tal vez también resulte traducida a su lengua. Nada hay de poético en ella, aunque la habiten unos cuantos nombres de poetas, lo cual basta para suscitar la inquietud del comienzo.


BM, argentino, ha desarrollado la mitad de su vida adulta en España, 
es un conocido ensayista literario, también musical, practicante de 
esa zona del pensamiento humanista que entronca a través del psico
análisis y la filosofía con la mejor tradición europea. 
Es un sabio semioculto sobre muchas cosas.

WILHELM KLEMM




Madurez (Trad.: JLB, 1920)


Los interminables experimentos de la naturaleza
nos persiguen hasta dejarnos totalmente rendidos.
Estudiamos clínica comparada de los mundos
para determinar la colocación de los anos.
En nosotros trabajan máquinas atléticas.
De noche siento hervir un lago en tu oreja.
Las revoluciones fracasan. Somos tiritantes insectos
que viven en el clima de la demencia.
Esto se titula mecánica evolutiva,
combinación de un tal Aristóteles.
Consecuencias asquerosas ocurren.
Desearíamos ser infinitamente animales.



La batalla de la Marne (Trad.: JLB: Inicial 3, 1923)


Poco a poco la tierra empieza a hablar y a moverse.
La yerba brilla como un verde metal. Las selvas,
Talanqueras hundidas y frondosas, tragan columnas lejanas.
Lívido secreto, va a estallar todo el cielo.
Dos horas infinitas van desplegando minutos.
[....]4
Mi corazón es amplio como Alemania y Francia reunidas.
Y lo atraviesan todas las balas del mundo.
La batería levanta su voz de león.
Una y seis veces. Silencio.
En los lejos arde la infantería.
Durante días. Durante semanas también.



La batalla del Marne (Trad.: JLB: Inquisiciones, 1925)


Poco a poco las piedras dan en hablar y en moverse.
Los pastos brillan como un verde metal. Las selvas,
Talanqueras bajas y espesas, tragan columnas lejanas.
Encalado secreto, amaga estallar todo el cielo.
Dos horas infinitas van desplegando minutos.
Hinchado asciende el horizonte vacío.
Mi corazón es amplio como Alemania y Francia reunidas.
Y lo atraviesan todas las balas del mundo.
La batería levanta su voz de león.
Una y seis veces. Silencio.
En los lejos hierve la infantería.
Durante días. Durante semanas también.

[4] Falta una línea (presumiblemente debido a un error de imprenta),
que sí aparece en la versión de Inquisiciones.




Batalla del Marne (Trad.: Carlos García)


Lentamente comienzan las piedras a moverse y a hablar.
Las hierbas se entumecen en verde metal. Los bosques,
Bajos, herméticos escondrijos, devoran lejanas columnas.
El cielo, el secreto encalado, amenaza reventar.
Dos horas colosales se desenrollan en minutos.
El vacío horizonte se hincha empinado.

Mi corazón es tan grande como Alemania y Francia juntas,
Atravesado por todas las balas del mundo.
La batería eleva su voz de león
Seis veces hacia el interior del país. Las granadas aúllan.
Silencio. A lo lejos hierve el fuego de la infantería.
Días, semanas enteras.






Extracto(Trad.: JLB, 1920)


La noche vierte sus viscosas lágrimas negras,
sobre los lechos fabulosos arde nuestra lascivia:
con una vela en el orificio posterio, un mono ilumina
desnudos innumerables y alumbramientos terribles.
Cada perro barbudo sufre su monodrama.
La muerte se presenta como ayudante de barbería,
la luna discute de la inmortalidad con una rata,
ante nosotros pasan copias indescifrablemente chicas.
Progresos ilusorios nos embaucan.





En el frente


La tierra está yerma. Los campos están arrasados en lágrimas.
Por una carretera infame circula un coche gris.
La techumbre de una casa se ha desplomado.
Caballos muertos se pudren en charcos.
Se divisan líneas oscuras más allá de las trincheras.
Una granja arde lentamente en el horizonte.
Estallan los disparos; se extinguen – pop, pop, pauuuu.
Los jinetes desaparecen lentamente en el bosque pelado.
Nubes de metralla iluminan el cielo y se apagan. Un camino en hondonada
nos acoge. Allá se detiene la infantería, mojada y llena de barro.
La Muerte es tan indiferente como la lluvia que comienza.
¿A quién le importa el ayer, el hoy o el mañana?




WK(Leipzig, 1881-Wiesbaden, 1968). Médico, vástago de una
familia de editores, dirigió entre 1922 y 1936 la importante
editorial Kröner y fue propietario de la Dieterichsche Buchhand
lung (1927-1955), la cual, sin embargo, no pudo dirigir libremente
durante la dictadura que asoló a su país. A pesar de lo que ase
veran Emir Rodríguez Monegal (Borges: una biografía literaria,
1987, 132) y algún desprevenido copista, Klemm no adhirió al
nazismo, sino fue perseguido por él. La Segunda Guerra Mundial
le mató dos hijos y destruyó sus empresas. Recién los aliados lo
restituyeron al mundo editorial.

ADRIÁN CUASSOLO




LESBOS MAMPOSTAL
                                    
 
                         XXVI


-          ella llava su back. open de door.
ella escama, en cana.
ella arcabuz lavor.
                        hilo abrojo cojes hertz.
ella cunde con su levadura
                    anzuelo estambral
hetérea.
ella yo. bucles de la mampara.
                                marmórea lesbia.


                                   XXV


-          ruido subterráneo padre Ubú. numidio. ruido stalagmita.
viernes especímenes qé es el bocio sino un clochard a
  drede. a destajo. biselado el proemio canta laúdes
  imposibles. sin hilván. la contralto mocoví arrastra
una púber helena hasta un sínodo.
      lazos ladinos para el náuseo serrallo.
                                             sin curtiembres. clitemnestra
                      con un bloody mary en
                                                            las anginas   


                       XXIV     


-          reyes porongosos. triforios maniquís.
                 en fláccidos asfódelos.
                      en acróbatas del andamio.
            fìbulas percal. sidro jaez.
                                 en horse del abroche.
                      en trocaderos tach.
 erección kingston. alhelí samurai.
          en poces pocilga:puerro.
                    en exaedros del cavafis.
                    
        
                                                 XXIII


-          presa es una ciruja de la boludez descartiana; evoluciona
                       hacia una comadre litz
                                                  artliana currícula nos dice: picta,
                             laosiana, taxi-girl, equidna
                        hasta la cera que se acumula en el pogo
       la divisa cojuda i de masajes ortiba/
                                                         liken french
            el eslabón panathinaycos la hace pirar(en
                    el pireo)groove pirka sarracena delicada ama.


                             
AC(Carrilobo, Cba). No poeta. Texto extraído de Sampler, 2001

Obra: Lobo de mar. Pastel sobre tabla. 190 x 135 cms. 2011
De Rubén Belloso.

RB(Sevilla en 1986). Es licenciado en Bellas Artes por la universidad
de Sevilla. Premio mejor expediente Facultad de Bellas Artes de

Sevilla, 2010.