lunes, 9 de julio de 2012

JACK KEROUAC





A Allen Ginsberg

Mójame los labios con whisky

Fred y abre las puertas
para bromear-mientras
las mujeres esperaban
y Bert Lahr esperaba
tocando lo que le apetecía
como Duke Ellington

solía sentarse con la mirada fija en Seymour

y me empujaba a bailar
con la música por su
grave estallido
elevada estabilidad
hombros,
tetas,
¿y qué cómo quién? 

                                      1959



Poema

El jazz se suicidó

Pero no dejó suicidarse a la poesía

No temas

al frío aire nocturno

No escuches a las instituciones

cuando devuelvas manuscritos
a la arenisca

no saludes & no pelees

por los pioneros de Edith Wharton
o la prosa de nebraska de ursula major
cuelga simplemente en tu patio
y ríete jugando amablemente
pastel trombón
& si alguien te da perlas
juju, judío, o cualquier otro,

duerme con ellas alrededor del cuello


Tus sueños serán mejores


No hay lluvia

no hay yo,
Te lo digo, tío
Seguro como la mierda.

                                                1959 



JACK KEROUAC




Una maldición al demonio

Lucifer Sansfoi

Lacayo Sansfoi

Rito judío Perdieu

I. B . Perdie
Billy Perdy

Desenrrollaré tus

intestinos desde Durham
a Dover
y los enterraré
en Clover—

Tus salmos te los he

grabado
en los dientes—

Tus victorias

dsvanecidas—
Estás enjaulado bajo
la falda de una mujer
de piedra—

Ciega mujer de piedra

sin intestinos
y sólo con una balanza—

Que tus pensamientos & cartas

entre cerveza vayan a
una Beth (tumba, en gaélico)

Que tus filosofías

te broten de la nariz
de nuevo—

Que tus secretos

y ensayos sean colgados
en salas de baile
de puñal
a puñal

Que tu réquiem

final sea con
martillos—
Que tu secreto
esencial quede enroscado
a botones de oro
& agonizando

Que tu guía para 32

ciudades europeas
quede cubierta de costras en Isaías
—ue tu barba roja
algo snob desaparezca entre
ruinas de dolmen
de las ediciones
de Blake—

Que tus santos y

consuelos sean arrebatados
—un manual
enrollado en una
urna—

Y tu padre

y tu madre se manchen
al pensar en ti
el inagotable nunca engendrado
cosechador de gusanos
—tú yaciendo
allí, tú
reina por un
día, esperando
que las “brumas
del pantano”
se echen sobre ti

Que tu dulce belleza

sea descubierta por el Innombrable
en su escondite

sésamo untuoso

sale de ti
de la ausencia
de salida,
tendón, todo
lo demás-
Temblorosa jerga
cementerio ¡Uuh!

Que el hospital

que te entierre
sea Baal,
el enterrador
Yorrick
& el que te eche la tierra encima
un mulero—

Que tu perfil

en otro tiempo
como el de la Garbo,
se confunda con la tierra—
anguilas de un
fiordo
infernal—

Y que tu tímida

voz sea
estrangulada
por el polvo
para siempre.

Que las nubes de la

promesa de Noé
se licuen en pena
sobre ti—

Que tiza roja

sea tu centro
& quedes unido a cuellos
de cerdos, verracos,
estafadores y ladrones
& ardas con
Stalin, Hitler
& los demás—

Que te muerdas

el labio para que
no puedas
reunirte con Dios
o
Que me pegue un editor
—mén

El limosnero,

su taza no tiene
fondo,
ni yo
un límite.

Demonio, vuelve

a las cavernas bermejas.

                                            1965




JACK KEROUAC





Soledad mexicana

Y soy un extraño sin felicidad
caminando las calles de México
recordando_
Mis amigos, se me han muerto,
mis amantes desaparecieron,
mis putas fueron proscriptas,
mi cama apedreada y sacudida
por los terremotos__ y no tengo
hierba santa para volarme a la luz
de las velas y soñar__ humo de autobuses
solo eso, tormentas de polvo, y las mucamas
que me espían furtivamente a través de un agujero
en la puerta, taladrado secretamente  para observar
las almohadas con que hacen el amor los masturbadores__
Yo soy la gárgola
de Nuestra Señora
soñando en el espacio
sueños grises -brumosos_
Mi rostro apunta hacia Napoleón
_______no tengo forma______
La libreta en la que anota las direcciones postales
está plagada de  "Que en paz descanse"
No creo en el valor del vacío,
me siento cómodo sin honor__
Mi único amigo es un viejo marica
que no posee una máquina de escribir
Que, si fuera mi amigo,
    Intentaría sodomizarme.
Queda algo de mayonesa,
una no deseada botella de aceite,
campesinos lavando el tragaluz,
       un loco con quien comparto el mismo cielorraso
       hace gárgaras en el baño contiguo
       unas cien veces por día__
Si me emborracho tengo sed
     _si camino mi pie se rompe_
     _si sonrió mi máscara es una farsa_
     _si lloro sólo soy un niño_
     _si recuerdo miento_
     _si escribo, ya todo fue escrito_
     _si muero, la muerte llega a su fin
     _si vivo, la muerte recién comienza_
     _si espero, la espera es más prolongada_
     _si parto, la partida ya no existe_
Si me duermo la dicha suprema es pesada
la dicha pesa sobre mis párpados_
_si voy a cines baratos me comen las chinches
No tengo dinero para cines lujosos
___Si no hago nada
      nada lo hace


JACK KEROUAC





HIMNO


Y cuando me mostraste el puente de Brooklyn
por la mañana
¡oh Dios!
Y la gente resbalando sobre el hielo de la calle,
dos veces,
dos veces,
dos personas diferentes
cruzan, yendo a trabajar,
tan dispuestas y confiadas,
abranzando su piadoso
Daily News mañanero
resbalan en el hielo & caen
ambas dentro de 5 minutos
y yo lloro, lloro
Eso es cuando me enseñas las lágrimas, ¡Ah
Dios! por la mañana,
¡Ah, tú!
Y yo apoyándome en el farol sollozando
ojos,
ojos,
nadie sabe que lloro
o no se preocupan de nada
pero ¡Oh! vi a mi padre
y la madre de mi abuela
y las largas filas de sillas
y lágrimas sentadas y muertas,
¡Ay de mí!, sé Dios que
tenías planes mejores que ése
Así que cualquier plan que tengas para mí
Extrema majestad
Haz que sea corto
breve
Haz que sea enérgico


MANUEL ALEMIAN





Mar del Plata

Una ostra es comida en la playa si hay economía.
La gorda sobre la arena sentada sopapea.
A su lado un balde lleno de almejitas vivas mas moribundas.
Tiene una hija que no es gorda, está buenísima.
Te metés en el agua, la tocás y te escapás nadando.
Después hay que volver.


Gaza

Te saqué pasaje para la tarde, directo al downtown. De ahí te tenés que tomar
algún Peugeot. Salen cada veinte minutos y tardan una hora. Son pocos
quilómetros, pero por caminos y callejuelas tan inclinadas que es normal que el vehículo se vuelque. Dicen que es un paseo espléndido.


Reserva San Juan

La ahijada de mi señora no existe encinta en la reposera la abuela no existe mis tías mi familia no existe una carpa blanca de nieve blanca, el frío en el cogote no existe lo único que falta es el cognac que tampoco existe.



Luis 16

Un chinchulín cayó de la parrilla. Un figurín se chamuya a una gurisa. Un
monopatín y sobre él un putín. Un maravedí. El piolín de Huang Shu Lin.


Nació en 1971 en la ciudad de Buenos Aires. Periodista, trabajó en comunicación política. Además, tiene el oficio de carpintero. Escribe poemas, cuentos, e intenta desde hace años escribir novelas. Fundó junto a Ezequiel Alemian la editorial Spiral Jetty.


BELLA AJMADÚLINA


 


INVIERNO

Este gesto del invierno hacía mí,
frío y aplicado.
Sí, hay algo en el invierno
de la medicina tierna.
De otro modo, cómo de repente,
de la oscuridad y el tormento,
la enfermedad confiada
le dirige sus manos.
Oh amable, seguí con tu brujería,
de nuevo rozará mi frente
el beso santo del anillo helado.
Y es cada vez más fuerte la tentación
de encontrar el engaño con la confianza,
mirarle los ojos a los perros,
abrazar los árboles,
perdonar como jugando,
y habiendo perdonado
perdonar todavía a alguien,
confundirse con el día invernal,
con su óvalo vacío,
ser siempre para el
su matiz pequeño.
Reducirse a no existir,
para implorar detrás de las paredes
no una sombra mía sino la luz,
por mí tapada.


BA(Moscú-Rusia, 1937 – 2010)

PAULINA VINDERMAN





V

No sabrá nadie, Cordelia,
de tu amor.
Escucha. Escúchate en el abrazo
como en un libro herido.
Deja  entrarte de lunas
y que él cace una noche
de tu historia entre doscientas.
Y no hace falta una corona
de anémonas
ni un espejito morado
ni un oleaje de victorias
en delito.

Oyó tan solo un silbido lejano
y pretendió convertirlo en el ruido                                                    
                                             /de un color.

Aprendió tan sólo
lo que quiso aprender:
Jugar a disputar la luz
cara en la tierra.
Dos hordas enemigas
peleaban su silencio.
De tan poco
Sabía que pedía demasiado.

No sabrá nadie, Cordelia,
de tu amor.
Hay un pedazo tuyo
en todas partes
y sólo sabes amar esos pedazos

                        (de La Balada de Cordelia)

HUGO GOLA






Hugo Gola: el oficio de un poeta a través de sus prosas



  
“Todo verdadero poema es una composición que contiene, preserva y transmite la energía que le dio origen, sin permitir que ésta se derrame, se destruya o se pierda. Mientras se lo escribe, el poema va evolucionando, desplegándose, con el fin de cumplir esa finalidad, incierta pero inevitable. Al desarrollarse el poema, configura su propia forma, una forma que no existía antes de la escritura sino que es engendrada por el juego de la mente, el lenguaje y el silencio.”

“Wallace Stevens dice: “Un poema no precisa tener un significado y, como la mayoría de las formas de la Naturaleza, muchas veces carece de él."
Que el poema no tenga un significado preciso, o que no pueda reducirse a una significación conceptual, no quiere decir que carezca de sentido. El poema transporta un peso, “un aura sensorial”, una flexibilidad rítmica, sonora, capaz de producir en el lector un vivo placer. No hay que olvidar que la palabra en el poema tiene otro modo de comportarse, de respirar, de sugerir. En el poema la palabra es un material viviente, es porosa, grávida, subrepticia.”

“No deja de sorprender aquello que los críticos suelen descubrir en la lectura de un poema. Algunas veces un poema contiene expresiones similares a las que utiliza la filosofía o la ciencia. Sin embargo un poema, cuando usa palabras semejantes y aún idénticas a la filosofía, por ejemplo, se dirige a otro lugar. La palabra del poema filtra, asocia, sugiere, alude, vincula. Todas éstas son cualidades que difieren de la palabra que explica, informa, demuestra. Pasar sin más de un campo a otro suele producir una violencia en la naturaleza propia de estos lenguajes. El resultado de este olvido puede ser pernicioso para la poesía y equívoco para la crítica.”

“Cada vez me atrae más la idea de la poesía como un “no decir”. No la adhesión que suele producir la palabra que enumera, o cuenta, sino aquella revelación que la palabra aislada, cargada de silencio puede originar. La palabra sumida, hundida, inmóvil como un animal estático, que sólo por la respiración sabemos que está vivo. Una palabra que se niega a seguir la ruta prefijada de la comunicación para llevarnos a convivir con la oscuridad y el misterio. La palabra poética tiene ese rostro, que difiere radicalmente de cualquier otro. Los que más me entusiasman son aquellos poetas que tienden al silencio. Un simple garabato sobre la página blanca esboza un gesto, es una incisión reveladora, un trazo zen, que todo lo sugiere o que todo lo expresa con el silencio.”

“Lo difícil es aguardar impasible la llegada de ese momento luminoso. Ya que nada se puede hacer para provocarlo, no es difícil que quien lo espera se hunda en la desesperación. Ningún esfuerzo puede promoverlo, más aún, una insistencia para provocar su advenimiento suele alejarlo. Tal vez puedan hacer más por su aparición el olvido, el abandono, el desdén, que cualquier tipo de búsqueda.”

“Hay poetas que escriben sobre poesía y, en lugar de aproximarnos a ella, nos alejan. Se refieren a la poesía como algo que nada tiene que ver con la propia experiencia, utilizando un lenguaje más cercano al de la crítica que al del poema. Pero hay otros que iluminan con sus textos y nunca nos alejan de la intimidad de la poesía. Son ejemplos de ello Valéry, Pavese, Williams, Wallace Stevens, Westphalen, Pound, Bayley, Creeley, Denise Levertov, etc. Sus reflexiones son tan imprescindibles como sus poemas.”



Textos extraídos de: “Prosas”, Hugo Gola, Alción Editora, 2007