sábado, 19 de mayo de 2012

HAROLD NORSE





Libérese y sienta su desnudez


Libérese y sienta su desnudez, las tetas ansían ser mordidas y chupadas
Libérese con juego de axila y entrepierna, libérese con el hormigueo 
del agujero

Libérese con lengua lamiendo nalgas peludas, lamiendo pies, besando 
culos, chupando penes y pelotas.
Deje ir el propio cuerpo, deje el amor pasar, deje telefonear a la libertad.

Libérese con los gemidos y las zonas erógenas, Libérese con el corazón 
y el alma.

Libérese el alimento muerto de las convenciones, despierte la carne 
viva del amor.

Libérese con los sentidos, empuje los stops, olvide las falsas enseñanzas 
y las mentiras.

Libérese de las creencias heredades, libérese de la vergüenza y la culpa., 
en resumen

Libérese de las energías prohibidas, asfixiadas en músculos y nervios
Libere las reglas rígidas y los roles, libérese de las poses nerviosas

Libérese de su propia marioneta, libérese y renuévese a si mismo y 
sea libre.

Libérese de la carne muerta de las convenciones, despierte la carne viva 
del amor.

Libérese de este momento, la hora, este día, mañana puede ser tarde.
Libérese de la culpa y la frustración, deje la liberación y la tolerancia 
fluir.
Suelte los problemas de fantasmas y miedos, libérese de horas y días
años.

Libérese de odio y de rabia y pesar, dejando que los muros contra el 
éxtasis se derrumben con alivio.

Libérese del orgullo y la codicia, libérese de misiles y credos y poderío
Libérese de la carne muerta de las convenciones, despierte la carne 
viva del amor.

XAVIER VILLAURRUTIA





     Décimas de nuestro amor


I

A mí mismo me prohíbo
revelar nuestro secreto
decir tu nombre completo
o escribirlo cuando escribo.
Prisionero de ti, vivo
buscándote en la sombría
caverna de mi agonía.
Y cuando a solas te invoco,
en la oscura piedra toco
tu impasible compañía.


II

Si nuestro amor está hecho
de silencios prolongados
que nuestros labios cerrados
maduran dentro del pecho;
y si el corazón deshecho
sangra como la granada
en su sombra congelada,
¿por qué dolorosa y mustia,
no rompemos esta angustia
para salir de la nada?


III

Por el temor de quererme
tanto como yo te quiero,
has preferido, primero,
para salvarte, perderme.
Pero está mudo e inerme
tu corazón, de tal suerte
que si no me dejas verte
es por no ver en la mía
la imagen de tu agonía:
porque mi muerte es tu muerte.


IV

Te alejas de mí pensando
que me hiere tu presencia,
y no sabes que tu ausencia
es más dolorosa cuando
la soledad se va ahondando,
y en el silencio sombrío,
sin quererlo, a pesar mío,
oigo tu voz en el eco
y hallo tu forma en el hueco
que has dejado en el vacío.


V

¿Por qué dejas entrever
una remota esperanza,
si el deseo no te alcanza,
si nada volverá a ser?
Y si no habrá amanecer
en mi noche interminable
¿de qué sirve que yo hable
en el desierto, y que pida
para reanimar mi vida,
remedio a lo irremediable?


VI

Esta incertidumbre oscura
que sube en mi cuerpo y que
deja en mi boca no sé
que desolada amargura;
este sabor que perdura
y, como el recuerdo, insiste,
y, como tu olor, persiste
con su penetrante esencia,
es la sola y cruel presencia
tuya, desde que partiste.


VII

Apenas has vuelto, y ya
en todo mi ser avanza,
verde y turbia, la esperanza
para decirme: "¡Aquí está!"
Pero su voz se oirá
rodar sin eco en la oscura
soledad de mi clausura
y yo seguiré pensando
que no hay esperanza cuando
la esperanza es la tortura.


VIII

Ayer te soñé. Temblando
los dos en el goce impuro
y estéril de un sueño oscuro.
Y sobre tu cuerpo blando
mis labios iban dejando
huellas, señales, heridas...
Y tus palabras transidas
y las mías delirantes
de aquellos breves instantes
prolongaban nuestras vidas.


IX

Si nada espero, pues nada
tembló en ti cuando me viste
y ante mis ojos pusiste
la verdad más desolada;
si no brilló en tu mirada
Un destello de emoción,
la sola oscura razón,
la fuerza que a ti me lanza,
perdida toda esperanza,
es...¡la desesperación!


X

Mi amor por ti ¡no murió!
Sigue viviendo en la fría,
ignorada galería
que en mi corazón cavó.
Por ella desciendo y no
encontraré la salida,
pues será toda mi vida
esta angustia de buscarte
a ciegas, con la escondida
certidumbre de no hallarte.
                               


OSVALDO LAMBORGHINI





ROZAMIENTOS MULTIPLES?
PRUEBA DE REALIDAD?
LETANIA O CANCION MASOQUISTA?


Pubis y esfínteres.
Margaritas ya sin pétalos, letanía,
nada: ni un solo pétalo por arrancar.
Margaritas felices
y al mismo tiempo desgraciadas,
pubis y esfínteres:
vivir la coherencia de algún estado,
vivir en coherencia
¡con algún estado!
un solo cuerpo hay
uno solo y verdadero
no millares, letanía
rozamientos múltiples
rozamientos de pubis
rozamientos de esfínteres
órganos de los goces
órganos de goces.
Letanía o canción masoquista.
Margaritas: toda la sangre fluyó
pasado el momento de la agreste podadura.
El látigo es un órgano de esfínter.

Pero ni siquiera bellos uniformes
aún siquiera para algún naides conformar.
O para vestir las desnudas corolas.
Planicie de hielo, planicie de esfínteres.
Otra vez la prueba de realidad
y otra vez la protesta
letanía, canción masoquista.
Ni naides es menos nadas, ni
nadas es menos naides.
Nada, ni siquiera un par de charreteras
o un emborlado bastoncillo de desfile,
a cambio de nuestros pétalos,
a cambio de nada.

El vacío empieza a suceder
y es lo único que sucede, él es el único,
Emperador, Rey y soberano.
Letanía: nuestros cuerpos,
achatados retratos sobre la tierra…
nuestros cuerpos,
achatados retratos sobre la tierra…
letanía, todo es letanía,
muerte y mierda.

Monoeyaculación monódica.
Monóculos de bazar, llenos de tedio y de soslayo, letanía:
rozamientos múltiples
rozamientos de pubis
rozamientos de esfínteres,

y viene el idiota de la preguntas.
¿dónde está la herida?
en el halo,
en el ano,
en la connota.
En el aura siempre, letanía, canción masoquista,
en el círculo: áulica herida.
El esfínter es (rozamientos de pubis, ro
zamientos múltiples) por definición
aquello que se “carcome” y “amorfa”.
Letanía, canción masoquista.
La piel nuestra, una miríada,
rosetones de esfínteres.
La rosa excremental en el cuerpo cardinal.
Tierra desplegada, letanía, sin puntos ni horizontes.
Mar de adioses y ya estamos de vuelta.
Letanía, canción masoquista:
rozamientos múltiples
rozamientos de pubis
rozamientos de esfínteres.

ADRIÁN CUASSOLO





tata, sus tetas, tapian. telaraña puig. lafalla manoel stá enla gitanería
enel folklor del folletín. carmín aduanero. acordaos del acordeón follado:
fuellecidad del otario. opérculo. rita i
                       jovellanos, rito culinario: Spinoza/corcova/su Barullo
sus 8 caras, ojos por escalada, calar calas. pistilo.
                  kilo a kilo el kilate octaedra sudkilimanjaro
la faz de teherán end jóligud
                            and
                                  beso portalig,
quetzal boquiabierto pintoresco, bebe veneno,
                                                                   ondina
                                                                         marilín,
                                                                  hondo pastilleo llego con
                      amici, qe no son;
                                                  (cachafaz artilug).

sus celdas, Aracne, besan. capan. chornitas del pezón omblig.
                                                                                              il cinema,
chitá cual nefrólogo,
                nos pasa el pleura
                        el aura taura
                                   sauna hey
                                                  güort: antiluz del antifaz-fís
                                                                         tula grecorromana,
nos passa de
             Uva a Ubú/
             Eva nescentes tules, boina body, cofia del echarpe labi;
el sol huinca de casablanca,
                                   banca baba;                 la fox de la metro   se
                                         columpia enun
                                                       lauren es una baca
                                                                                       elle

                                                                                sombreruda molina


Obra: La tentación de San Antonio(1878), de Félicien Rops

ADRIÁN CUASSOLO





una guachada. pero ai qe hacerla. sin parangón. qe sea. lista brasa a
premiando primores: lo: son: acorbatados acróbatas acobardados/
                                               acordados, acodados/
galas pezuñas bastión inconsulto la cena a la luz de una pena, emaus,
ración de entrega carroña, aliento alelí, postrería chan
tilly
sastrería médium medialuna, la vocinglería pestañal nace en qe el pañal
huele fritura: caínabel;

hai qe levantarse. de la cama. enar. mas. asentarse tras el cochinillo(su
labio tajo obituario) la anadyomena(hechizal cajeta henal) i el
dodecabo aluvión asís resonga chongas toribias
le travesan hace un salto al vicio/cálido esmegmal/tufo/
lesa ubridad cangosta man ladri che
       vallier, batlle batatón o lorc, o en la tempest tenemos la obliga
                                     (hobby, crucis, snobis) dehacerlo:
     chabellar chat           class calvar         kid kiss me
                                                               cadáver exkisito kaleidoscopia:
entons torpedal clamor al paso del liber falco/ falta el ideal el
dream/ pero estamos metidos hasta el bronx/ i la
                 mersa(nos) reclama(mos) la toalla la orgía conchita maltés:
                                                              la                escupidera;

tememos encrucijadas? cruces? ser la barba de la barbarie? callejuelas
apresadas por la irresolución? crujen unos testigos en el subur/
dock kulejil de intrincadas señas, saña. tememos al clon de la
insurrección?
        qé intríngulis, qé entrepierna, qé entierro, qé entusiasmo!


Obra: El entierro de la sardina, por Goya.

ADRIÁN CUASSOLO





                                             ménage à trois


                                                       1

Evitó Evita los vítores, los tritones, los clítoris de nuez pandulce: su 
poto resqe brajado: su hado dior;
los cólicos, los pórticos, el caupolicán qe medica su coronelato, las ratas 
cárpatas donde coiman villagéseles, foráneos fogones pesebres: 
velvet underground/una buscavida del ketchup,
sobre si sabrina es sabia siempre se supo qe en los pupos la medusa(su pe
lusa)se prende, chupa, pintores albaceas lamepieces, niteroi.
santa santa santa de los té de canasta pochita corrediza primerísima se traga 
descompuesta,
       entre estolas i “dale al parche”,
                                         al
                                             populacho.


                                                     2

clamo el potencial arenero, pervert prévert, cavo enel caldo tullir lasito preter
(cano entre o el cabo: cana canódromo: o tintorello)callo toda nenia entonada 
la ona pajiza(en su onor) trabo el tirreno ensu lagrimal ipso, le endico subaba 
le indico su nicho feto facto, pago el peso pluma brunei mimi seria toco sobre 
taco: barei barat: baccarat, tasso el homínido de bucles chabrol charleroi orde
ñe denver es el omnígamo: barro seminal   o gagá    o a cagar, cago al séxtuple 
quinteto second: mi octaedro es un hexámetro alejan-rimo, abrazo teogonías ha
bitué, habitajas, agitadas porun pastelito de dulce de batata, batallo paraqel wa
rrior se entrope con tuito le regimiento, capo al suizoide menonita and heil
                                                       i su tentáculo borusio extrema


                                                    3

souvenir del campus, arteria plinia, plutarca acción ajaccio, two polv two polv
su venir surreal o al ras(vítreo de doble faz) sud-sub, vaselina,
tu cabo(clo) ocllo, tuano, tu caodisíaca eurodicción, “en la noche cargada de leones”,
jorge:
ruges? en el monitor su
      manito rogér hace qe la septicemia recrudezca enuna lejendaria lejión
de íconos;
     dónde la revuelta? la cagueta?
             dónde la cajeta tiresíades?
                              entre daneris i díckenes       :        sayonara.



Obra: Eco y Narciso, John William Waterhouse

ADRIÁN CUASSOLO



                     PAZUZU


               FELICIDAD Y BELLEZA


FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU FUCK YOU
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK
YOU FUCK YOU
FUCK YOU FUCK