domingo, 2 de septiembre de 2012

CARLOS VITALE




La puerta condenada

De niño, en el barrio, se relataba la aventura de un vecino que había sobrevivido a un naufragio flotando durante una semana sobre una puerta. 
Desconozco quién era e incluso si la peripecia acaeció 
de verdad, pero no dejo de meditar en ese hombre, 
azul y agua, negro y agua, asido a una puerta por la 
que no es posible huir.


De: "Descortesía del suicida", Editorial Candaya, Barcelona, 2008

Carlos Vitale (Buenos Aires, Argentina, 1953)