domingo, 12 de agosto de 2012

DIANA BELLESSI




EL MISTERIO ES CERCA

Dicen
que debo dejar
de nombrarte, bambú,
hierbecita o cualquier
otra cosa que nimia
en mis ojos se habla

Dicen
que vuelva a lo humano
y recobre la furia,
como si hubiera acaso
dejado de ver, justo
e injusto. En lo dulce

brillan
Que deje el retablo
encantado. Soy vaca
y cordero, la madre
y los magos. El padre
también. Bajo la luz

de antes
ya nada reclamo,
ya casi, o ya todo:
pertenencia reclamo
Quiero ser partecita
como la hierba mínima

Dicen
que abierta a la sed
de hermandad inconclusa
pastorcita me hago
Doy fe. Nada no tengo
de grande, ni vergüenza

dicen
que se pierda acaso
y me importe, salvo
estos versos que llegan
solitos, de tan lejos
porque el misterio es cerca



(De ‘Una gravedad alegre. Antología de poesía latinoamericana al siglo XXI’.
Selección de Armando Romero. Ed. Difácil. Valla
dolid, 2007)



ÚLTIMOS VERSOS DE POETAS JAPONESES

La tierra está fragante
con el caer de pétalos de ciruelo
en mi sendero a casa

                                  FUWA (1712)


Oh paradoja
¿o analogía?
sus poemas a la muerte
son acopios intensos
de vida. Escritos
no como tema,

sino en auténtica
despedida, ahora
fuera, el espacio no,
en tiempos dibujados,
la aspiración
real parece

desear tejer
broche y aliento
final y acompañarse
al más allá o acá
de vuelta a casa
de la infancia

Una comarca
hecha de rocío,
qué hermosas al oeste
vienen, nubes de nieve,
no la sorpresa
frente a la muerte

sino aquélla
que dio la vida
en su duración. Una
nostalgia deshaciéndose,
y bienvenida:
lo contemplado

vivirá siempre
Dijo Chiyoni
muerta en el octavo
día del mes noveno,
mil setecientos
setenta y cinco:

…y ahora, mundo,
sinceramente
tuya… hashiku kana

(Del libro ‘La edad dorada’Adriana Hidalgo, editora. Buenos Aires, 2003)